plasma

El plasma rico en plaquetas PRP es un tratamiento autólogo, es decir, se utiliza la misma sangre del paciente y es ambulatorio, cuyo fundamento es utilizar los Factores de Crecimiento que se encuentran dentro de las plaquetas sanguíneas.

El objetivo del PRP es: para el rejuvenecimiento cutáneo es la mejoría del tono y la textura de la piel, la elasticidad cutánea, suavizando las líneas y los poros. El resultado se observa a las 3-4 semanas después de la sesión y continúa observandose mejoría a lo largo del tiempo. Dos a tres sesiones son generalmente recomendadas, cada 1-2 meses, repitiéndose cada 6 meses aproximadamente, para obtener los mejores resultados.